Mapeo del consumo de sal y sodio en las Américas y la prevención de las ENT 

 

INCAP, 16 de marzo de 2021 

mapa page 0001 1Las enfermedades cardiovasculares (ECV) constituyen la causa principal de muerte en el mundo, y la hipertensión arterial es el factor de riesgo con mayor impacto en la mortalidad y discapacidad por ECV. De hecho, la ingesta excesiva de sal/sodio afecta negativamente a la presión arterial.

En este contexto, la OPS está mapeando las políticas e iniciativas nacionales  que abordan la reducción de la sal/sodio en la dieta de la población a nivel nacional en la Región de las Américas; identificando las brechas en la adopción de políticas de acuerdo con las intervenciones costo-efectivas promulgadas por la OMS para la prevención y el control de las Enfermedades No Transmisibles (ENT) relacionadas con la dieta; poniendo a disposición de los Estados Miembros un repositorio de políticas, leyes y regulaciones para reducir la ingesta de sal/sodio en la población; y estimulando el uso de información sobre las brechas en el establecimiento de políticas que permita discutir las prioridades para su establecimiento en la región.

Esta herramienta interactiva le permite explorar datos e información sobre las políticas e iniciativas nacionales existentes que abordan la reducción de la ingesta de sal dietética/sodio en la población, supervisar la implementación de intervenciones rentables de "Best Buys" y la adopción de legislación y políticas para la reducción de la ingesta de sal/sodio a nivel poblacional y proporcionar información sobre las lagunas políticas para priorizar las acciones.

OPS Propone reducción del 30%

En consonancia con el Plan de Acción Mundial de la OMS para la Prevención y Control de las (ENT) 2013-2020, el Plan de Acción de la OPS para la Prevención y el Control de las ENT 2013-2019 ha propuesto una reducción relativa del 30% en la ingesta media de sal/sodio en la población, con el objetivo de lograr una reducción de la ingesta de sal por persona de menos de 5 gramos por día (2 gramos de sodio) para 2025. Los Estados Miembros también han acordado alcanzar en el 2025 la meta de reducir en un 25% la prevalencia de hipertensión arterial* respecto a su valor en 2010.

La reducción de la ingesta dietética de sal/sodio a nivel de la población se considera una intervención costo-efectiva o rentable ("Best Buy", por su denominación en idioma inglés), con potencial para lograr un impacto significativo en la reducción de la carga de las ENT, particularmente la mortalidad prematura por cardiopatía isquémica y accidente cerebrovascular. Con ese fin, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) ha lanzado una línea de acción regional –prevención de enfermedades cardiovasculares mediante la reducción de la sal en la dieta– destinada a implementar intervenciones y políticas costo-efectivas a nivel poblacional para reducir la ingesta de sal/sodio y mejorar la salud de la población.

*Definida como presión arterial sistólica ≥140 mmHg y/o presión arterial diastólica ≥90 mmHg.

A continuación, el enlace para conocer dicha herramienta: https://bit.ly/3eHvhpB

Fuente: PAHO/WHO